Talib Kweli - Prisoner Of Conscious



La conciencia es un valor que en el hip hop es inherente a su sonido. Su mensaje es proclive a las interpretaciones de una sociedad a la cual es sensible el artista, aunque muchas veces pareciera desaparecer ante el foco de una luminosidad artificial.

Talib Kwali, ha demostrado ser una de las figuras más consientes del género, planteando un hip hop sincero basado en la introspección de las vivencias adquiridas en una urbe tan musical como lo es Brooklin a través de intensas letras y poder verbal único.

En su último disco, Prisoner Of Conscious, el mensaje de Kweli desaparece por momentos, en su capaz producción más apática y complaciente ante las nuevas exigencias musicales.

Con esto no quiero decir que Kweli se haya vendido, no creo que llegue a este punto alguna vez en su vida. Sin embargo, Prisoner Of Conscious pareciera ser el disco más flojo del artista, dejando un sonido a medias, diciendo mucho sin decir nada, repitiéndose y dejando pocas piezas memorables.

Todo esto a pesar de la presencia de grandes figuras como Kendrick Lamar, Curren$y, Miguel, Busta Rhymes y el brasilero Seu Jorge. Además, grandes pesos como Oh No y RZA participan en la producción de algunos de los temas.

Precisamente, la participación de Seu Jorge, mantiene esa característica eclética de Kweli, al generar una de las mejores piezas del disco, mientras lidia entre rasgos de música brasilera y el hih hop.

El nombre del álbum no pareciera hacer justicia al material final, no es decepcionante, no es una de sus mejores discos. Pero si, los elementos continúan en los mejores temas. El poder lirico y verbal de Kweli siguen siendo innegables al igual que su dinamismo sonoro.

Dejamos el video de la canción Push Thru en la que comparte junto a Lamar y Curren$y, una de las mejores del disco, al igual que Favela Love.

Al igual, más abajo tienen el enlace de descarga.


Push Thru Feat Kendrick Lamar and Curren$y



Descarga

Escrito por: Pablo Luis Duarte
Twitter: @pabludu

-PUNCHLINNAZ- Every joke's got one.

Comentarios