Noname – Telefone


Con la firme convicción de salvar su alma, o posiblemente salvar el alma de todos sus escuchas, llega Fatimah Warner con su primer mixtape Telefone.

Warner, más conocida por su seudónimo Nomane (previamente Noname Gypsy), ha venido retumbando en distintas producciones desde hace algún tiempo, caracterizándose por un estilo muy original al momento de exclamar sus poesías.

Sus intervenciones con artistas como Mick Jenkins, Saba y las continuas y hermosas participaciones con Chance the Rapper, han perfilado a una de las voces novedosas más refrescantes del hip hop femenino, capturada por un estilo bastante notable y natural.

Al escuchar cualquiera de los featuring en los que ha participado, es obligatorio dirigirse a cualquier buscador para poder conocer más de sus producciones. Desde hace tiempo solo se consiguen unas que otras piezas, y un anuncio de un posible mixtape que tardo bastante en realizarse.

Poca información, lo cual aumenta esa aura de misterio, que se oculta en su voz indescifrable y que atrapa.

Sin embargo, la espera es necesaria al escuchar con lo que brinda Noname en su primera producción Telefone, que sigue la línea de los artistas con los que ha compartido, confiando en el mixtape como un objeto musical intangible que refleje la verdadera intención del artista, y transitando ese arduo camino para aportar mayor respeto a estos productos.

En Telefone, Noname se pasea entre la dualidad de la vida y la muerte, entre la infancia y la madurez, lo amateur y lo experimentado, lo cual se refleja de antemano en la ilustración de la portada del disco

Desde el inicio somos testigos de una prosa juguetona, lánguida por momentos apropósito para atrapar las palabras en un juego narrativo y juntarlas para crear un lenguaje desconocido, un lenguaje  más perpetuo.

Como mencione al principio, al objetivo de Noname pareciera salvar un alma tribulada ante el contexto de una Chicago natal reconocida entre violencia y situaciones complejas.

Además, combina este contexto con historias personales, donde su familia y amigos se vuelven objetos de nostalgia y alegrías, recuerdos difuminados de los desaparecidos que se vuelven eternos en sus palabras.

A pesar de participar en proyectos que han capitalizado su nombre sobre el de otros músicos, Noname se reúne con otros independientes similares de su ciudad natal como theMIND, Raury, Cam O'bi, Xavier Omär, Eryn Allen Kane, Akenya, Ravyn Lanae,Saba, Smino y Phoelix, logrando una conjunción bastante armónica.

La producción viene alternada de la mano de Saba, Phoelix y Cam O'bi, quienes colaboran en una producción donde inciden R&B, gospel, soul, y jazz.

Con Telefone, Noname vuelve un producto para sanar, tomando la tristeza de la ciudad, del panorama, y volverlo en belleza, en diez canciones cohesivas, con gran continuidad, con mucha inteligencia creativa asumiendo las miserias como ventajas y no limitaciones.

Mucha honestidad lirica y productiva en una artista que quiere vivir para siempre.



Escrito por: Pablo Luis Duarte

Twitter: @pabludu

-PUNCHLINNAZ- Every joke's got one.

Comentarios