Childish Gambino – Awaken, My Love!


Hasta diciembre del 2016, el año se perfilaba como uno de los más productivos con respecto al panorama musical, sobre todo en el hip hop.

Sin embargo, acercándonos al cierre de la temporada, varios artistas lanzaron discos con rasgos sorpresivos que determinaron repensar el año, y sobre todo entender cómo se perfilaba el 2017.

Uno de estos discos, es sin duda Awaken, My Love!, del artista multifacético Donald Glober, quien asumió por tercera vez su pseudónimo Childish Gambino.

Con el pasar del tiempo, las habilidades como rapero de Gambino se han visto en entredicho. En cada una de sus producciones previas, se ha embarcado en producciones ambiciosas, que posiblemente son ajenas y con rasgos tan experimentales que no terminan siendo coherentes.

Conocido por su estar inmerso en proyectos alternos como su carrera cinematográfica, y su actual vinculación con posiblemente la mejor serie de este 2016, Atlanta, ese personaje ha ido adquiriendo mayor fuerza con el pasar del tiempo.

En Awaken, My Love!, nos enfrentamos a una literal interpretación del título, con un Glober que sencillamente despierta definitivamente de sus ensoñaciones iniciales como Mc, en una producción con una carga más sentida de belleza, amor, agresividad, violencia y con muchos miedos, elementos abordados previamente por él, pero ahora más abocado gracias a un sonido mejor logrado, letras con mayor vinculación que se encuentran determinadas por esos pasos certeros que está dando actualmente.

Desviándonos del tema, examinamos el caso de Atlanta, serie a la cual Glober se ha como el reflejo del sentir del afroamericano en los Estados Unidos, dejando ese rasgo de miedo, de timidez, y una fragilidad a la cual esta raza experimenta en este país, sobre todo en un momento tan determinante como los últimos años.

Para todos es de conocimiento que esto es sentido desde las calles de las ciudades más vulnerables, las portadas de los medios, y ahora, en este seriado y por ende, en Awaken, My Love!. Nada es fortuito en la carrera de Gambino, y menos en este momento.

Glober, y su alter ego integran esas fallas pertenecientes a sus inmersiones previas, asimilando las influencias de grandes como Outkast, George Clinton, Flying Lotus, Prince, y logrando inclusive una especie de evocación de un Al Green psicodélico y con mucha conciencia contemporánea.

Gambino, Glober, o como prefieran, define este nuevo sonido a partir de involucrar a coros profundos, crípticos, guitarras agudas, sesiones rítmicas exquisitas, y su voz que se transforma y renueva.

Este tercer disco, como homenaje extendido a los que evoca constantemente en Atlanta, donde rememora la posibilidad de una ciudad, una nueva frontera del hip hop, convirtiéndose en muchos y uno a la vez, integrados por un contenido alimentado con mucha alma y ese sentido cuasi cómico, que si bien ha sido pensado en sus producciones previas, aquí adquiere un sonido más claro y lógico.

Awaken My Love! cuenta con la producción del mismo Glober junto a Ludwig Göransson, quien lo acompaño durante su primer disco Camp y parte de Because the Internet.

Definitivamente, y no creo equivocarme, el 2016 fue el año de Gambino, y capaz de Atlanta, que al igual que Chicago, se perfila como esos nuevos territorios del sonido contemporáneo.

Childish Gambino - Me and Your Mama



Childish Gambino - Redbone



Escrito por: Pablo Luis Duarte

Twitter: @pabludu

-PUNCHLINNAZ- Every joke's got one.

Comentarios