Syd - Fin


La primera vez que se escucha a la agrupación The Internet asombra el nivel de ejecución instrumental de la banda extraída del colectivo Odd Future. Posterior, es inevitablemente sentida la apasionada potencia vocal de Syd, quien este año presenta su primera producción discográfica Fin.

Recordemos el símbolo de Uróboros, donde se refleja a una serpiente comiendo su propia cola, asemejando ese discurso circular, donde el inicio podría ser el cierre y viceversa. De alguna forma así presenta Syd su primera placa, comenzando desde el cierre, y dejando abierto los siguientes pasos luego de su salida de la mencionada agrupación y del colectivo.

Sydney Bennett
ha asumido a un personaje que se ha caracterizado superficialmente por una encarnación andrógina, que incluso se extiende a su voz, que logra niveles que podrían ser adjudicados a tonalidades universales de género. Su apariencia incluso pareciera levantar estos mismos comentarios, manteniendo con mucho cuidado un aspecto genérico que propuso en su momento debates similares a los extraídos de otro miembro de Odd Future, Frank Ocean.

Ambos miembros forman parte de esos datos marginales del colectivo, siendo los más inusuales del grupo, y esto dice mucho.

Ocean y Bennett
aportan el lado más apasionado y posiblemente con mayor carga sexual de la discografía del colectivo, cada uno desde facetas distintas del R&B, Ocean explorando mayores tonos electrónicos y soul, y Syd con tonalidad más cercanas al pop.

En Fin, Syd se aleja un poco del sonido abocado a los instrumentos de The Internet y experimenta aun más con su voz, permitiéndose dejar historias personales en los casi 40 minutos del disco que dejan en visto sus inclinaciones sexuales, hablando a sus contrapartes del mismo generó con mayor apertura, tal cual hiciera Ocean tímidamente en Channel Orange, y con mayor astucia en Blonde.

En esta primera aproximación, Syd pisa muy seguro un terreno en el que sobre sale y se distancia con ventaja del resto de las voces femeninas contemporáneas.

Tal cual ha expresado, Fin no es un disco profundo, es posiblemente la exploración que siempre buscaba conseguir como la voz principal de The Internet, teniendo ahora un espacio como solista para abarcar aún más esa personalidad carismática con muy variados registros vocales.

Los instrumentales tienden a ser con toques más minimalistas con vinculaciones al R&B, soul, funk, para hacer mayor fuerza a las voces.

En Fin, Syd toma parte de la producción junto a Hit-Boy, Nick Green, Steve Lacy, HazeBanga, Isiah Salazar, Kilhoffer, J Gramm, Melo-X, Rahki, entre otros.

Incluso, suma la voz de 6LACK como el único featuring del disco en la pieza Over, otra voz nueva que viene adquiriendo relevancia dentro de la escena.

La personalidad magnética de Syd se expresa en sombrías narrativas sexuales, sofisticando al género como una evidente estudiante del R&B de los noventa.



Escrito por: Pablo Luis Duarte

Twitter: @pabludu

-PUNCHLINNAZ- Every joke's got one.

Comentarios