Thundercat – Drunk


Cadencioso, con un inicio deliberado, se abre paso Stephen Bruner en su nueva producción Drunk.

Conocido solo como Thundercat, Bruner marca el ritmo de una producción muy personal llena de ritmos esquizofrénicos, secuenciales al tono del pasar de sus segundos, en una demostración de la gama de ideas planteadas en la mente de este músico.

En esta tercera incursión, la última fue Apocalypse en 2009, Thundercat vuelve a hacer gala de sus habilidades como productor, bajista y en esta oportunidad logrando nuevas involucraciones como cantante.

Drunk formaliza las vinculaciones previas de Thundercat, quien desde el año 2002 está presente en el negocio. Con dos producciones previas, y notables participaciones con artistas como Kamasi Washington, Kendrick Lamar, Flying Lotus, y muchos otros, ya su nombre ha estado asociado sin duda a su calidad no solo como instrumentalista, también como creador de melodías trascendentales.

En Drunk desarrolla aun más esa fusión ya no tan experimental entre el funk, el jazz, el R&B, y con mucho soul.

Drunk alcanza un sonido profundo, intrincado, gracias a la colaboración de productores nuevos y usuales como Flying Lotus, Zack Sekoff, Sounwave, Mono/Poly, y el mismo Thundercat, que logran formular canciones minimalistas que van directo al grano, demostrando el poder de síntesis en el producto final.

En casi cincuenta minutos y 23 piezas, Thundercat se explaya en un concepto más desarrollado, con una mayor proyección introspectiva, que envuelve esa naturaleza cuasi cómica con la que ha desarrollado su carrera que va acompañada con la integración de sonidos que rememoran la experimentación de artistas progresivos de los 70.

Detrás de los rasgos humorísticos, hay una esencia biográfica, donde Thundercat se expone, mientras bajo una esencia de temas pop como el friend zone, gatos de internet, Mortal Kombat, expone situaciones que contemplan soledades, perdidas, y los temores de estos tiempos.

Los usuales Kamasi Washington, Kendrick Lamar, se suman a Pharrell, Wiz Khalifa, y Michael McDonald y Kenny Loggins (estos últimos confirman el espíritu de añoranza de Thundercat, ambos son iconos en los géneros a los que  ha hecho hincapié. Estos featuring incluso despiertan esa idea de apoyo que es conferido a su trabajo).

Estos artistas aportan ese viaje hipnótico, en el que las 23 piezas, por más disimiles que parezcan, se conjugan en un viaje surreal donde los instrumentos, las melodías y los coros suenan con mucha genuinidad.

Bruner integra piezas de sus discos anteriores, como Them Changes, de su Ep de The Beyond / Where the Giants Roam, para de alguna forma denotar que su desarrollo viene fortalciendose.



Escrito por: Pablo Luis Duarte

Twitter: @pabludu

-PUNCHLINNAZ- Every joke's got one.

Comentarios