Mick Jenkins - Or More; The Frustration


El Proyecto Or More;…, se volvió en una serie corta de exploraciones sonoras del músico de Chicago, Mick Jenkins, iniciada en noviembre que pasan por los niveles emocionales que surgen al momento de sumergirse en proyectos creativos, iniciando por la ansiedad, y ahora por la frustración.

La ansiedad lleva a la frustración, y eventualmente se llega al producto final, siendo todo parte de momentos que vuelven vulnerable al artista, proceso que Jenkins nos involucra por veinte minutos en Or More; The Frustration.

En esta oportunidad, sigue apostando por ese sonido transformador, creado a partir de beat rápidos, cortos y directos, embellecidos con una carga poética más introspectiva que en sus trabajos previos. Un cambio radical que denota la evolución y madurez necesaria de un artista que sigue dando pasos sólidos.

En cada oportunidad, con cada disco, Jenkins se vuelve más atrevido, con una profundidad criptica, usando el espacio para hablar del mercado, de sus criticas hacía la superficialidad del género por parte de artistas que pierden genuinidad, inclusive permitiéndose hablar desde el sarcasmo y la ironía de estos artistas, apelando por el sentido común, y porque no, del amor.

Ocho piezas producidas por los usuales Thempeople junto a ENG Creation y Mistermojo, que aportan esa esencia de jazz, soul casi melancólico, bajo el beat, que se acompaña por la voz de Biggie, quien no es un mero adorno desde la primera instalación, es ahora una justificación que nos habla del nuevo caminar del rapero de Chicago.

Big
no es fortuito, al igual que en Or More; The Anxious usa citas específicas para ejemplificar el proceso al cual nos inmensa, bajando el tono para hacer más claro el entendimiento.

Somos parte de un proceso creativo, la transformación de las ideas desde la vulnerabilidad como antesala a un producto final que Jenkins viene preparando ante la expectativa de un público que se suma a su originalidad.



Escrito por: Pablo Luis Duarte

Twitter: @pabludu

-PUNCHLINNAZ- Every joke's got one.

Comentarios