J.I.D. - DiCaprio 2


En distintas oportunidades hemos hecho alusión al auge de las casas disqueras TDE y Dreamville, como ejemplos de modelos de negocios que marcan pauta en el género gracias a un manejo gerencial impecable y un roster envidiable que les garantizan muchos años más.

No se puede reseñar ningún disco de ambas casas sin referirnos un poco de ellas, por eso este pequeño preámbulo que además aprovechamos para hablar del último y segundo disco del rapero de Atlanta J.I.D.

Dreamville es la casa en la que reside desde hace pocos años J.I.D., siendo la plataforma en la que lanzaría su primer disco The Never Story (2017), siendo considerado uno de los grandes estrenos del año gracias a un flow y una narrativa vertiginosa que se desarrolla en una Atlanta casa de figuras como Outkast, grupo definitorio en su carrera.

En esta oportunidad, J.I.D nos presenta DiCaprio 2 una especie de continuación a su mixtape del mismo nombre, que significaría un paso certero en su posterior firma con la disquera de J. Cole.

Usando la metáfora del actor norteamericano, J.I.D se ha declarado fan de su filmografía, sobre todo haciendo alusión de muchas formas a la continua búsqueda de DiCaprio por la estatuilla dorada en una carrera llena de papeles llenos de brillo.

Por esta razón J.I.D asume a DiCaprio como su alter ego, elaborando un esquema sonoro cinematográfico que profundiza más que en sus previas, y lo convierte más allá de un artista, en un curador exquisito del sonido, con un flow certero y veloz que lo coloca en posiciones de artistas como Eminem y Twista.

Nos presenta su percepción de su crecimiento en todo este tiempo, su camino, su afición por Leonardo DiCaprio, a partir de capas con mucha profundidad en barras escritas con mucha delicadeza, con una construcción que parece bajo sentido cinematográfico, con aperturas y cierres muy claros, estéticamente manejados con un cuidado muy específico de cada palabra.

El artista ha sido comparado en muchas oportunidades con Kendrick Lamar, si bien las similitudes parecen estar a la orden del día, debido a que ambos pertenecen a disqueras que más que rivales son fraternales. Sin embargo K. Dot esta en un nivel más claro, certero en cuanto a su mensaje, generando productos temáticos que adquieren cada día más valor cultural. J.I.D si bien comparte algunas de las ideas del músico de TDE, esta aún en un claro desarrollo de su mensaje.

En DiCaprio 2, J.I.D demuestra un juego verbal construido con mayor agresividad, como esa que es mostrada por quienes saben lo que quieren, que lucharan sin temor hasta conseguir mientras se codea con grandes del género, con veteranos como Method Man, ASAP Ferg, 6lack, Ella Mai, BJ the Chicago Kid, Joey Badass y el jefe de la disquera J. Cole.

Con respecto a esto último, ambos unen fuerzas en Off Deez, que resulta en una de las piezas más significativas, en un juego de aliento y esfuerzo por demostrar un poderío sincero y amistoso, que podría ser ganado por cualquiera de los sin perder objetividad alguna.

El álbum es producido por Cole, Christo, Ibrahim Hamad, entre otros, con una especie de rol de anfitrión de Dj Drama.

Hacemos especial alusión al tema Skrawberries, producido en parte por Mac Miller, demostrando el talento versátil que dejo el fallecido músico.

La casa de sueño sigue promoviendo mucho nivel, en un año marcado por lanzamientos certeros que las definirán en el mercado.

Off Deez ft. J. Cole



Escrito por: Pablo Luis Duarte

Twitter: @pabludu

-PUNCHLINNAZ- Every joke's got one.

Comentarios