Ari Lennox - Shea Butter Baby


Shea Butter Baby es el debut muy esperado de uno de los miembros restantes y capaz de los más resaltantes del colectivo Dreamville, de parte de la primera dama del crew Ari Lennox.

Una exploración bastante cruda y honesta de belleza interna, bajo el soulful y R&B que traen a la memoria del escucha las reminiscencias de grandes como D’Angelo, Erykah Badu, Aaliyah, Lauryn Hill e inclusive Whitney Houston, claras referencias al sonido de Lennox.

Courtney Shanade Salter nos deja un Neo Soul en una de sus mejores versiones, que habla desde el empoderamiento de la mujer negra, la independencia sexual, la libertad de los tapujos, de los miedos, con una clara invitación desde el track uno al escucha para acercarse y conocer más.

Lennox no es ajena al escenario, desde el lanzamiento en el 2015 del álbum colaborativo del colectivo Revenge of the Dreamers, ha dejado una voz muy suave, tibia, orgánica que ha sido un elemento que ha acompañado a los álbumes del resto de la disquera, y ahora es su turno.

J. Cole, J.I.D
, se conectan líricamente y vocalmente con Ari, participando en par de tracks, pero dejando que ella brille por si sola con un mensaje claramente feminista.

Con mucha seriedad, muchas veces optando por juegos liricos y de risas internas, que recuerda su primer Ep Pho (2016) con una clara evolución, Lennox nos invita a conocer aún más su intimidad gracias a la producción de J. Cole, Elite, Omen, Ron Gilmore, Christo, entre otros.

Son 12 tracks que, si bien no permiten ver grandes innovaciones a las que Lennox nos ha dejado experimentar en sus distintas aproximaciones previas al disco, es un buen producto para comenzar a entender a una artista que no sigue los esquemas claros del mercado, que promete gracias a su entendimiento real del neo soul, y se deja acompasar por un colectivo que sigue pisando fuerte.



Escrito por: Pablo Luis Duarte

Twitter: @pabludu

-PUNCHLINNAZ- Every joke's got one.

Comentarios